Las luchas. Dolor y gloria.

Me gusta hablar conmigo mismo a menudo. Reflexiono sobre los acontecimientos que han transcurrido durante el día. Pienso en minucias, en cosas sin apenas sentido, pero también en cosas de trascendencia. A veces incluso se me pasa por la mente cuantísimo me sigue gustando, ella.

Intento siempre ser sincero, y la mayoría de las veces cumplo con ello (o al menos eso me hago creer a mi mismo). Y de eso va mi conversación hoy, de sinceridad.

 

Porque he de admitirme, que la dureza con la que he tenido que mediar estas últimas semanas ha sido excesiva para mi. Ya que al fin y al cabo, de mejores o peores maneras, siempre había conseguido saltar todas las vallas que el tiempo había puesto en mi camino. Pero jamás habría podido llegar a imaginar el dolor que provoca el choque de realidad que te propina el suelo al caer. Tras ello puedes observar cómo los demás siguen avanzando, algunos como si nada hubiera pasado, otros algo doloridos, pero siguen avanzando. Duele. Algunos incluso te pisotearán, la mayoría pasará de largo, pocos te tenderán su mano.

Llegas a casa, te miras frente al espejo, ves las heridas, y te das cuenta de que no han servido para nada. Duele aun más. Todos a tu al rededor te dicen que podrías haber saltado más. Duele a morir.

 

Pero he de decirme a mi mismo, y a todos los que estén pasando por una situación similar, que aunque duela, debemos seguir adelante. Se que no has conseguido lo que te propusiste, y créeme cuando te digo que se cuánto duele. Pero lamentarnos no servirá de nada. El tiempo pasa y no espera a nadie. Si de verdad has dado todo lo que hay en ti, si de verdad te has esforzado en ello, siéntete orgulloso de ti mismo, porque has conseguido llegar a tu máximo. Ahora toca aprender. Repasar fallos. Mejorar y evolucionar, para volver a intentarlo, hasta que consigas saltar la maldita valla. Si de verdad lo deseas, lucha por ello, y no dejes que nada ni nadie te impida lograrlo.

Tú y solamente tú puedes descubrir dónde está tu límite. Averígualo, y sube tu techo.

 

Lucha. Cae. Levántate. Lucha. Lógralo.

Anuncios

11 comentarios en “Las luchas. Dolor y gloria.

  1. Que buen ejercicio, pero con el cuidado del ego, es noble, el ejercicio, como la tierra es pura, aunque no lo veas, somos un eslabón mas de evolución, por eso creo en la coherencia, la dignidad y la ética, has notado la asimetría que nos devuelve en reflejo ese espejo, es la misma que te lacera, se inquieto y persevera, como tu alma antes de esta primavera…

    Le gusta a 1 persona

  2. Naila Bendayan

    Que hermoso lo que has escrito! Y es verdad, a veces toca ser el perdedor y es bastante duro. Muchas veces cosas que deseábamos no la alcanzamos porque hay algo mejor que va a llegar, y aunque en ese momento uno no quiere nada mas (te aseguro que lo he sentido) cuando dejas que fluya como tiene que ser, las cosas siempre se acomodan de la mejor manera para uno mismo.
    De todas formas creo que si has dado todo de ti, eso indudablemente te volverá. Quizas de otra forma que no esperas aun pero siempre regresa, porque vivimos lo que somos.
    Te dejo un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s