Vuelta a casa.

Tras un periodo de baja actividad emocional, parece que mis ganas han vuelto a brotar. Nunca he dejado de desear vivir disfrutando, pero si que es verdad que mi esmero se vio afectado por el pasado. Ahora todo va viento en popa, todo está listo para que continúe la obra.

Rendirte entre los brazos de por quien un día estuviste enamorado.

Sentir que tus labios aun rozan con los míos tras horas después de estar contigo.

Fumarme un cigarro a tu lado, a posteriori de haber consumado.

Sentir cómo el café atraviesa mi cuerpo en una fría mañana de invierno.

Apreciar hasta la última nota de esa canción que tanto nos gusta.

Compartir bellas y furtivas miradas, donde se cruzan las almas.

Reír a carcajada limpia habiendo conocido la más asquerosa inmundicia.

Apreciar el arte en cualquiera de sus fases.

Hacer lo que realmente te llena sin que nadie te ponga pegas.

Ser feliz. Amar y ser amado. Porque como siempre digo, al fin y al cabo, la felicidad y el amor son el verdadero motor.

 

 

Anuncios

4 comentarios en “Vuelta a casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s