Gracias.

Gracias a ti, por no dejar de inspirarme, por nunca dejar de ser arte.
Gracias a ti, por enseñarme el significado de “paz” y de “carpe diem”, por enseñarme a vivir.
Gracias a ti, por mostrarme lo que es lealtad y hermandad, por no dejarme jamás.
Gracias a ti, por recordarme que por encima de todo está la felicidad, por acompañarme ante cualquier adversidad.
Sin vosotros no sería lo que soy hoy día.

Gracias a todos aquellos que siempre tuvieron su mano extendida, dispuesta a ayudarme antes incluso de que yo la pidiera.

No hace falta que nombre, no hace falta que mencione. Jamás habéis sido un segundo plato, ni tan siquiera un primero. Habéis sido y seréis mis gafas, para verlo todo un poco más claro; mi café diario, para darme fuerzas cuando más la necesitaba; mi vicio, al cual acudo sin dudarlo; habéis sido mi vida, la cual disfruto día a día.

Una vez más, pero no la última: Gracias. Por todo.

Anuncios

Un comentario en “Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s