Microasesinando al amor.

No decimos la verdad,

y quizás seamos idiotas,

por estar contando la misma historia,

sin saber cómo realmente podríamos estar.

 

Besos que se quedan en el aire,

en el ambiente,

en mi mente.

Caricias que quedan presas en mi ropa,

y no en tu mapa,

no en tu piel.

Dedos que desean seguir caminando,

por tu espalda

cuando te abrazo.

 

Al final los únicos sinceros

son los ojos.

Que con miradas fugaces,

gritan verdades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s