Pez alado.

Cascada de sentimientos.
Infinitos afluentes que tras
desembocar nuestros besos,
a este turbio río fueron a parar.

Tu cauce otro camino eligió,
uno mucho más acicalado.
Finalizar su vida en otro oceano decidió,
uno mucho más salado.

Serán otros labios
los que beban tus aguas.
Mis dos litros diarios
no podré volver a tomar.

Y ya empiezo a estar cansado
de quedarme a las puertas de todo.
Siempre nominado al premio,
pero nunca a él llego.

Cuando al podio subimos,
jamás suena mi himno.
Mi bandera no se alza,
es otra mano la que te alcanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s