Tu música.

Hoy he ido a mi trabajo,
he quedado con mi jefe en el despacho
y le he dicho que lo dejo,
que de aquí me marcho.

No será para quedarme en el paro,
ya tengo en otro lado un contrato.
Es verdad que no me pagan tanto,
pero es que el dinero me importa un carajo.
La mayor remuneración
es sin lugar a dudas tu pasión.

Nada más y nada menos
que músico
en la orquesta de tu cuerpo.
No me cabe el orgullo.

Suena de fondo nuestra canción,
yo hago el acompañamiento con el piano
tocando tu piel que es el teclado.
El súbito choque de nuestros labios
hará las veces de percusión.

Tocar la guitarra en tu espalda.
Rasgando.
Punteando.
Con cuidado,
para tus cuerdas no quebrar.

Y en tu pelo tocar el arpa.
Aunque esté destensada
la haré sonar con ganas.
Bajando así, al mundo terrenal,
la música de las musas.
Tu música.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s