Alunizaje en tu piel.

Cruzar el cañón que forman tus senos,
tomar el puente de tus clavículas,
y acabar echando el ancla
en el foso que esconden tus labios.

Hacer una parada en tu ombligo
que es el ecuador,
buscar allí cobijo
sin, aún así, poder desprenderme de tu calor.

Fantasear con ser astronauta
al recorrer cada una de tus rutas,
al aterrizar en la totalidad de los lunares
que forman la constelación de tu piel.

Y que,
tras el soñado y sonado clímax,
tus ojos me digan,
sinceros y serenos,
que jamás nos pondremos puntos.
Que nos dibujaremos comas hasta la saciedad,
siempre habiendo miradas y palabras más allá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s